28 febrero 2006

Pablo

El domingo 26 de febrero volví a ser tío. Habían pasado más de dieciséis años desde que lo fuera por primera vez. Mi edad de entonces y las circunstancias hicieron que a ese sobrino lo terminara sintiendo y queriendo como hermano. Ahora, con éste, no sucederá así. Será sólo eso, ni más ni menos, mi sobrino. Mi hermana Espe, la de la bata verde, la que parece que fue ayer cuando estudiaba su carrera junto a mí sufriendo los rigores familiares, la que siempre me hace reír cuando se permite sacar lo más negro de su humor, acaba de dar a luz un ente pequeño y sonrosado que no abre todavía sus ojos pero sobre el cuál llevamos posando los nuestros con una extraña mezcla admiración y sorpresa desde el domingo por la noche. Manda huevos, Espe madre. Desde aquí un abrazo fuerte y una felicitación a los babeantes padres. Ya se darán cuenta con el tiempo que acaban de firmar la más larga de las hipotecas de su vida aunque espero que sea la que soporten con mayor felicidad.

2 comentarios:

  1. Je, Je, Je... Aqui tu sobrino... Como ves, me paso de vez en cuando por tu blog, y cuando veo algo que me interesa escribo.. Ojo, no soy Pablo, soy "El enano"... Joder tio, QUE GUAY ES SER PRIMO! y mas de una cosa tan.. divertida, cachonda y sonrosada como esta.. jeje.. Oye, aunque digas por ahí que soy algo mas que un sobrino para ti, te recuerdo que hasta que no me regales a Sauron no serás mi tio preferido.. Recuerdalo: TE ESTARE OBSERVANDO...JE Je Je... Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Capullín a ver si te enteras... tu = tio preferido siempre y cuando Sauron sea mío. Por cierto, gracias por Libro de Harry Cipote y, si no escribo en mi blog será porque no se qué escribir o porque no se qué tema sacar a si que... por cierto, mi madre me va a poner internet y... por cierto: te estaré observando... buuu!!! ja ja ja ja ja ja ja etc...

    ResponderEliminar