20 septiembre 2012

Mari

Al final la jodiste, Mari, a pesar de tus esfuerzos y de tu sufrimiento, a pesar de tu entereza y de tus padecimientos. La jodiste. No conseguiste vencer al monstruo, ni tampoco a la brutalidad sádica con la que la medicina moderna intentó destruirlo. Y yo te mentí. A pesar de lo que te dije. Una vez que tu regreso era ya imposible el mundo dejó de esperarte, perezosamente comenzó de nuevo a girar mientras el tiempo intentaba de nuevo volver a fluir. Y no puedo evitar este terrible sentimiento de traición cuando vuelvo a sonreír, cuando vuelvo a preocuparme por cosas banales, cuando intento volver a ocuparme de la actualidad. Hasta cuando respiro. Entonces apareces de nuevo y arrasas con todo, con la virulencia que te da la fuerza de haber protagonizado el mayor desastre emocional que yo haya vivido jamás. Y como sabes, no suponías precisamente el primero. Seguirás presente, siempre, diluyéndote lentamente gracias a esa memoria selectiva que nos permite seguir hacia delante evitando que nos sentemos a llorar hasta el hastío. Porque en realidad, en el fondo, nada más nos apetece.

Nunca sabrás el porqué. Nunca te lo podré ya contar. Pero siempre que escuche esta canción, siempre que escuche este disco, sé que volverás a mi cabeza. Entre llamada telefónica y llamada telefónica, entre lágrimas y exabruptos, entre momentos de miedo y momentos de rabia, entre los de nervios y los de esperanza yo escuchaba una y otra vez esta canción, este disco, copa tras copa, hasta que la madrugada nos daba una tregua a la espera del nuevo parte médico que a la mañana siguiente nunca nos daba una sola alegría real.

Un beso, niña. Hasta siempre.

Putas ganas de seguir el show
ni de continuar mintiendo
y en un travelling algo veloz
sale un "fin" en negro.

Me pregunto quién pensó el guión,
debe estar bastante enfermo,
fue el estreno de un gran director,
le caerán mil premios.


7 comentarios:

  1. Lo siento muchísimo, Pepe. La vida se empeña a veces en no dar un respiro, en una huelga implacable de esperanza y buenas noticias. Hay que hablar. Tenemos que tomarnos algo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es pronto aún para decirlo, pero creo que me va a costar mucho tiempo entender esta vida sin ella. Son tantos los momentos que hemos pasado juntas que en cada situación la echo en falta al instante. Necesito olvidar su último y tremendo mes, su último día, porque si no se me va a hacer cuesta arriba intentar buscar solución a todo lo que ha dejado pendiente por hacer. Demasiado joven para sufrir tanto. Eras única bonita. ESPE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez que pienso en ella termino pensado en ti, Espe. Nadie lo va a pasar tan mal como tú. Nadie tendrá tampoco, por tanto, mi lealtad como la tendrás tú

      Eliminar
  3. Para mí ha sido siempre No-Prefe, alfavor de borrar mi comentario.

    ResponderEliminar
  4. Precioso comentario espe. Yo confio plenamente en ti y en tu familia para salir adelante en estos momentos tan duros. Tendras sin duda ese plus de dificultad,por muchas cosas, pero el tiempo ayudara a filtrar y a asumir. Cuidate y no pierdas tu alegria ni tu espontaneidad marca de la casa. Te lo dice un tipo que te quiere.
    Cylonparisino

    ResponderEliminar
  5. Lamento profundamente esta pérdida.

    ResponderEliminar