22 mayo 2006

Naves silenciosas. Recomendada por Juanma

Parece que es el momento. Me dispongo a escribir sobre la tercera obra de mi tetralogía del horror cinematográfico de la ciencia ficción. En este caso se trata de una película de DouglasTrumbull, cuya trayectoria, tanto en el campo de los efectos especiales como en el de la dirección, ya comenté en el post sobre El Proyecto Brainstorm. Ahora analizaré la que fue su ópera prima, Naves silenciosas (1972). Sólo llegó a dirigir estas dos películas. Es comprensible. Si yo fuera productor y este hombre se acercara a mí para ofrecerme un proyecto con él como director, correría a invertir mi dinero en empresas filatélicas. Puestos a perder dinero, al menos no sería acusado por colaboración en el aburrimiento mortal de miles de espectadores.

Naves silenciosas me la recomendó mi hermano Juanma. Un borrón en su trayectoria como asesor cultural. No me puedo quejar, gracias a él descubrí a los quince años el mundo de Asimov, posteriormente me abrió las puertas de la literatura norteamericana del siglo XX (Miller, Chandler, Capote...) y también fue él el que me hizo sentir la curiosidad por descubrir el cine expresionista alemán de los años veinte. Un cine que ha significado mi mayor descubrimiento estético en los últimos años. Pero nadie es perfecto. Recuerdo el día que me comió la cabeza con la película: cenábamos unos platos de pulpo gallego cojonudo en un bar del centro de Sevilla (pagaba él, por supuesto) hará unos nueve o diez años. Esa misma noche me recomendó Planeta prohibido. Con ésa no falló, pero con ésta... Todos estos años tratando de encontrarla y cuando lo consigo...

Un día cualquiera, después de comer, Carol y yo nos sentamos a verla. Su argumento, resumido, nos plantea un futuro donde la fauna y la flora han desaparecido de la Tierra (que se ha convertido en un oasis de ladrillo y cemento, ideal para urbanitas y antiguos alérgicos); sólo quedan unos grandes bosques metidos en enormes cúpulas que están acopladas a naves que orbitan alrededor del planeta, refugio y última esperanza de que en algún momento la Tierra pueda volver a ser el vergel que fue. Sonaba bien, una parábola un tanto infantil (no aporta causas, ni motivos, ni da explicaciones del porqué se ha llegado a esta situación en el planeta y tampoco muestra imágenes de la superficie terrestre, ya que se desarrolla sólo en el espacio) que intenta alertar sobre los estragos y destrozos que la irresponsable acción del hombre está cometiendo sobre el planeta y su equilibrio natural. Pero el problema es que, de nuevo, otra vez, la bondad de un argumento se queda sólo en el resumen, porque su desarrollo es más bien patético.

El comienzo es demoledor, casi como una advertencia: primer plano de un caracol. Un puto caracol. Y mientras la cámara se va alejando de él, mostrándonos un vergel, arrancan las primeras notas de una canción setentera horrorosa cantada por el icono pacifista-ecologista de la época: Joan Baez. Ahí me tenía que haber plantado. Esta cosa hippiosa y pretendidamente profunda prometía, de repente, ser un muermo de cuidado. Pero decidí darle una oportunidad. Lógicamente, me equivoqué.

Porque claro, es importante aclarar que ese paseo matutino del caracol es lo que tiene más ritmo de la película. A partir de ahí, rápidamente, como si les faltara tiempo para todas las cosas que nos quieren contar, se nos presenta la dicotomía entre los tripulantes a cargo de la nave: mientras tres de ellos son un tanto irresponsables, pasan del bosque y lo que quieren es volver a la Tierra cuanto antes, el cuarto es una especie de eremita campero, un ermitaño naturalista, un pepedelarubita espacial, un urbanita converso y radical que se dedica a cuidar del bosque y sus animalitos con un cuidado reverencial, casí místico. Será el protagonista de la historia, pero desde su presentación, uno sólo piensa una cosa: este tío es un pirado. Pero está claro que el espectador no va a tener suerte tan pronto y no va a morir a manos de sus compañeros por imbécil. Y no porque no se lo merezca, sino porque el capullo del guionista está de su parte, de modo que cuando los que mandan deciden destruir la cápsulas con los bosques en una decisión que no se explica (¡para qué! Si está claro, primero mandamos los bosques al espacio con la pasta que eso debe suponer y después los destruimos sin razón aparente. En fin, seguro que eran contratas afines al Pentágono), nuestro Robin Hood ecologista se echa la manta a la cabeza, asesina a sus colegas que estaban dispuestos a cumplir las órdenes y después trata de desaparecer de los radares, con su nave y su bosque, detrás de los anillos de Saturno.

Ha pasado media hora de película. Media hora lenta, soporífera, donde no se consigue ninguna implicación con los personajes y sólo deseas que no vuelva a cantar Joan Baez porque excitará mis ganas de bombardear Vietnam. Hasta ahora hemos visto algunas conversaciones, interacciones entre los tripulantes, un partida de cartas, los asesinatos. Queda una hora de película, queda lo peor. Y todavía algunos frikis de internet califican a esta obra como pequeña obra maestra... Ufff.

El naturalista loco se empieza a sentir solo. Comienza así la lamentable humanización de unos robots en forma de tronco piramidal que sirven para el mantenimiento de la nave (en los cuales yo diría que se inspiró mas tarde Lucas para crear a R2D2). Lo dicho, el tipo se siente solo de manera que con ¡¡un soldador!! cambia algunas conexiones de los programas de control de los robots y así los dota de cualidades humanas. Lo que traducido al desarrollo de la historia significa que son capaces de operarlo de una herida grave y (lógicamente, se trata de algo muy importante) aprenden a jugar al póquer. La secuencia del pavo éste jugando a las cartas con los robots es grotesca, pretende por un lado hacer gracia y por otro hacernos reflexionar sobre la soledad del hombre en el espacio y la necesidad de compañía. Lo dicho, pretende. Lo que de verdad consigue es tan sólo inducir al vómito y sentir vergüenza ajena por el pobre actor que a esas alturas estaría maldiciendo a su agente por meterle en semejante embolado. Casi entran ganas de zapear para evitar observar su sufrimiento.

Y la cosa sigue. El eremita asesino da vueltas con un coche por la nave, de manera un poco enloquecida, recordando con culpa sus asesinatos. Porque claro, una cosa es que sea un ecologista radical (y se trate de una película denuncia y pro-naturaleza) y otra que el guionista (eran guionistas, uno de ellos Michael Cimino, ganador de todos los premios imaginables años después con El Cazador. Lo que hay que hacer para comer en época de vacas flacas) no recuerde que están en una producción americana y que si uno es un asesino a sangre fría, antes o después tendrá dilemas morales y terminará muriendo para expiar sus culpas. En uno de estos paseos exculpatorios y un tanto suicidas con el coche, llega a la zona del bosque y observa que todo él está semimuerto, casi sin vida.

Vamos, que el tío lo único que tenía que hacer era cuidar el puñetero bosque y encima es sorprendido por esta extraña enfermedad. ¡Qué tipo tan inútil! Nervios, tensión, el bosque se nos muere... ¿Qué hacemos? Debería sufrir un poco ante tremendo desastre natural, el último bosque, el fin de la naturaleza, pero lo cierto es que sólo pienso que a ver si el robot que queda (al otro lo atropella en una de sus carreras de coches por la nave) se transforma en Chuky y se lanza a por él, lo ata a un árbol y se lo carga a base de hacerle comer plantas y gusanos crudos. Pero no tengo suerte. El tío se devana y se devana los sesos, busca en libros intentando buscar explicaciones a la extraña enfermedad que aqueja a su bosque. Y mientras, además, recibe una llamada del mando que le comunica que lo han encontrado gracias a los radares y que en breve lo salvarán. Joder, pero él no quiere ser salvado, el quiere salvar y proteger al bosque... ¡Qué nervios!... Y Joan Baez que sigue cantando de vez en cuando, y el tipo que no encuentra la solución, y el robot que pasea por allí dando tumbos; hasta que por fin, cuando los rescatadores ya van a llegar a la nave le comentan algo por radio que le hace ver la luz: ¡¡se está alejando del Sol cada vez más y por tanto las plantas sin luz solar se están muriendo!!

¡¡Pero será zoquete!! ¡¡Será tarugo y obtuso el tío para no darse cuenta de que sin luz las plantas se mueren!! ¡¡Menudo botánico de pacotilla!! En fin, que el tío coloca unas lámparas halógenas en medio del bosque como sustituto solar (lo que vayan a durar las lámparas no lo sabemos, ni nos lo dicen), deja al cuidado del bosque al robot que queda útil y expulsa la cápsula con el bosque y su nuevo cuidador (debidamente reprogramado para sus nuevas funciones jardineras) al espacio, esperando que los que vienen a rescatarlo crean que también lo ha destruido. Después, ya en la nave, conecta cuatro o cinco bombas nucleares (no vaya a ser que una sea poca efectiva) y se suicida... ¿Final?

No hombre, no, si el director o el guionista yo creo que han montado toda esta batalla sólo para mostrarnos ese plano final de un robot cuidando amorosamente de un bosque que los humanos no han sabido valorar ni preservar. La moraleja es clara, para idiotas, pero para reforzarla aparece de nuevo la voz chirriante de Joan Baez para que todos mis nervios se pongan a cien. Sólo el recuerdo me está encabronando. ¡Qué coñazo de película! Está claro, termino de escribir esto y dejo el ordenador. Tengo una misión. Inducida subliminalmente por la película.

Me voy a cargar la pilistra, esa cosa de verdes hojas que invade mi salón. La voy a destrozar.

30 comentarios:

  1. Y a mí que me encanta esta peli... Pepe, ¿no será que tenias un mal día cuando la viste?

    ResponderEliminar
  2. Vaya, muy buenas Elena, bienvenida...

    Pero va a ser que no, que eso del mal día no sirve de excusa. ¿No será que tú la vistes hace muchos años y te quedó un recuerdo agradable? A mí me pasó eso con Invasores de Marte.

    Naves Silenciosas no hay por donde cogerla y aburre a la ovejas. pero oye, para que veas no soy yo solo, cuando vaya Carol a verte proponle revisitar el film...jejeje, a ver que te dice...

    ResponderEliminar
  3. Puede ser que tengas razón. Quizás si veo La Fuga de Logan de nuevo lo mismo me decepciona también. Creo que mejor no la veo, entonces. Algunos recuerdos es mejor dejarlos como están. Se me ocurrió la genial idea de ver La Profecía hace un par de meses y no veas que mal. ¡Con el miedo que me dió la primera vez que la ví!
    En fin, estoy todavía en el 15 de Mayo leyendome tu blog en el orden en que se escribió. ¡A ver cuando llego a la fecha actual!

    ResponderEliminar
  4. Naves silenciosas es proporcional a tu blog. Y cuanto mayor sea su edad, (la del blog), mucho peor. ¿Quien eres tu para criticar una película de hace 25 años?.. ya te criticaran a ti dentro de otros cuantos.....

    ResponderEliminar
  5. ....?¿.... ¿proporcional un blog?....

    ¿Por qué critico una película? Ya sabes, perversiones que tiene uno, es más,no sé si decírselo, no me atrevo, bueno, en fin, espero que lo pueda soportar... he de informarle que incluso hay revistas infinitamente más preparadas que yo donde sólo se dedican a...¡¡criticar películas!!...¡¡incluso antiguas!! Es algo horrendo, lo sé, pero ya se sabe, hay tantos viciosos sueltos...

    Por cierto, querido anónimo, hace 25 años también se rodó El Padrino, y hace casi 90, El Gabinete del Dr. Caligari (por ejemplo). Sí, lo sé, sorprendente, la buena o mala calidad de una película no es proporcional a su edad. De hecho no importa un carajo. Qué cosas.

    ResponderEliminar
  6. Yo ví esta película hace más de 25 años (y no sólo una vez sino varias, cosas de la televisión única del estado felipista al que volvemos pero apretando).
    Sin embargo la recuerdo como la película ecologista por excelencia, a la vez que humana: capaz del mayor bien (defender la vida) y del mayor mal (el asesinato).

    El motivo por el que querían destruirlas era ahorrar energía (¿te suena ecologista?).

    ¿Que humaniza a las máquinas? Toda máquina es solo el reflejo de su autor. Esa escena en la que juega con ellas pues es símplemente un juego que nos comunica la soledad a la que todo hombre se puede enfrentar por ir contra corriente.

    Por otro lado la imágen de la cúpula me resulta muy literaria. A menudo nos encotramos encerrados en la cúpula del trabajo que hay que romper para resultar verdaderamente humanos tanto dentro como fuera de ella.

    Por lo demás te animo a seguir con el blog que es un modo de hablar al mundo y a la vez escucharle.

    ResponderEliminar
  7. Hola José,

    Todo lo que dices es cierto, y es la lectura que intenta transmitir la película: la crítica a la destrucción de nuestro planeta, la culpa por el asesinato, lo terrible de la soledad, la contradicción que supone que destruyamos lo que nos dio la vida....

    El problema es que esa lectura que haces se trasmite muy pobremente. Es una película fallida, y no pasa nada por criticar lo que hace tanto tiempo nos emociónó por motivos diferente. La narración y el ritmo son lamentables,la interpretación es sobreactuada y equivocada, y la tesis de la película se transmite de manera torpe, sin emoción, sin matices, sin ponerla en contraposición con otros argumentos para hacerla más rica...

    De todas maneras es bueno recordar que las críticas a las pelis de ciencia ficción que hay en el blog están hechas de manera desenfadada, sin buscar la argumentación sesuda, intentando ser jocoso y reírme de mí mismo y los demás con ellas, pues todas pertenecen a ese rincón de nuestra memoria infantil cinematográfica donde se eleva a los altares a películas mediocres sólo por el impacto que causaron a aquellas mentes jóvenes (y a la falta de posibilidades que hasta hoy ha habido de poder revisarlas con criterio)

    Por lo demás un saludo, y gracias por intervenir con argumentos... Cada día que pasa eso es algo más difícil de encontrar en la blogosfera. Una pena.

    ResponderEliminar
  8. bueno es que en los 70 la cifi era asi en gran medida,peliculas larga y lentas ,pero no por eso malas ,ahi estan el sindrome de andromeda,colosus el proyecto prohibido,solaris,engendro mecanico,stalker....yo personalmente prefiero este cine mil veces al de ahora ,con tanto ordenador y demas ...cine que te hace pensar ,y esta peli es una de ellas sin duda.

    ResponderEliminar
  9. Creo que es oportuno que después de tantos años de haber escrito este artículo, el autor se retracte y valore nuevamente esta fabula sobre el hombre, su instinto destructivo y las máquinas que crean a su alrededor.
    Tal vez en el 2006 el autor no se podía imaginar que una de las películas de animación que influirán en el futuro de los "dibujos animados" (hablo de WALL-E) bebería directamente de las influencias de "Naves silenciosas"

    ResponderEliminar
  10. No sé, estimado anónimo del 30 de septiembre, igual tiene usted complejo de insecto o los años los distribuye por trimestres, pero me parece un pelín exagerado hablar de que hace muchos años que escribí este post, cuando hace poco más de dos que lo hice...

    ¿Y cuál es el argumento de autoridad que me debiera obligar a retractarme? Igual es la opinión que usted tiene de la película: "una fabula sobre el hombre, su instinto destructivo y las máquinas que crean a su alrededor.

    Pues vale.

    Lo que sucede es que si bien es cierto que exactamente es eso lo que pretende ser, la película no alcanza en absoluto los objetivos que busca, y desgraciadamente es en mi opinión (subjetiva, evidentemente...¿la suya no lo es?)una película pobre, aburrida, pretenciosa, con una interpretación lastimosa, un mensaje infantiloide y un argumento plano. Partiendo de una premisa atractiva, eso sí, propia, como explicaba el anónimo, anterior de la cifi de la época (una época que es muy interesante respecto a la ciencia ficción de serie B americana , con títulos excelentes como Soylent Green)

    Pero claro, es que eso de que una película sea buena por aquello que pretende ser haría que bodrios importantes se convirtieran de la noche a la mañana en películas de culto y visionado obligado. A ver que le parece este argumento: "una historia sobre la amistad incondicional, los límites del ser humano, la culpabilidad como detonante de conflictos personales y elemento canalizador de la búsqueda del propio yo y del lugar de cada cuál en el mundo. Un potente drama que explora los entresijos del alma humana

    ¿Es la descripción de una película fundamental del cine? Pues igual.Pero en este caso describía a Top Gun... Un peliculón...¿no?. Es lo que tiene usar palabras grandilocuentes en frases cortas. Parece que uno argumenta con potencia cuando lo que hace es transitar lugares comunes de la crítica especializada

    ResponderEliminar
  11. estimado josé, lamento decirte que la pelicula es buena, y estas equivocado. Pero lo peor no es eso sino poner como pelicula entretenida el gabinete del dr caligari, eso no lo perdono, es una pelicula muy fome y aburrida.

    saludos
    ivan vejar

    ResponderEliminar
  12. Para mí es una buena película. Recuerdo perfectamente la primera vez que la ví. Un sábado por la mañana en TVE, a mediados de los ochenta, que echaban unas películas como ésta, El hombre que tenía rayos x en los ojos, etc que a mí me dejaban boquiabierto y que me volvieron un fan del género. De todas formas para gustos los colores. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Y tú vas de crítico ? no tienes ni p.i. de cine, y tus valores deben estar a la misma altura.
    Seguro que flipas viendo películas malas de coj... con muchos efectos y muertes a tutiplén.
    Quizás debieras limitarte en ese sentido, o hacerte crítico de series infantiles como los lunis.

    ResponderEliminar
  14. Hola, solo quisiera probar si este blog aun funciona para dar mi opinion y creo que tengo bastante que decir.

    ResponderEliminar
  15. Estoy de acuerdo esta peli.. la vere en breve para recordarla otra vez..porque la vi hace mucho tiempo tal como ah dicho alguien en TVE a mediados de los ochenta un sábado por la mañana...esta peli la guardo un gran recuerdo... da pena..no porque la peli sea mala..si no que es un dramón con mayúsculas que te hace llorar y te llega al alma...

    ResponderEliminar
  16. Me he metido en google para ver de qué iba esta peli que citó anoche Carlos Canales en la radio,y me sorprendió no haber oído hablar de ella porque soy un gran aficionado de la ciencia ficción.
    La crítica me resulta de lo más divertida,eso lo primero,así que enhorabuena por el blog que seguiré consultando más adelante.Y para los que se sienten molestos por una crítica,que casi siempre es algo donde prima la subjetividad,venga hombre,hay que ser más maduros.A mí hay auténticos truños que me encantan;por ejemplo,soy fan de las pelis de chinos.Con eso lo digo todo.Y luego hay infinidad de obras maestras que no vería ni aunque amenazasen con despellejarme vivo,y alguna que he visto (tremendo error) plagada de premios...uffff.Si esta peli es un truño,pero te gusta,no quiere decir que una crítica mala sea equivocada.Simplemente admite que te gusta y punto (ésto dirigido a los que infantilmente se sienten ofendidos por una simple crítica),que no tiene nada de malo.Sobretodo ese que se ha indignado diciendo que quién eres tú para criticar una película,que qué derecho tienes.Jajajajajajaja,lo que hay que ver...Pues un espectador,mendrugo,con todo el derecho del mundo.
    Por cierto,hace poco vi una que se llama "the blue yonder".Joder,tremendo truñaco.Ni te molestes porque con esa se han pasao.Un saludo!

    ResponderEliminar
  17. Me he metido en google para ver de qué iba esta peli que citó anoche Carlos Canales en la radio,y me sorprendió no haber oído hablar de ella porque soy un gran aficionado de la ciencia ficción.
    La crítica me resulta de lo más divertida,eso lo primero,así que enhorabuena por el blog que seguiré consultando más adelante.Y para los que se sienten molestos por una crítica,que casi siempre es algo donde prima la subjetividad,venga hombre,hay que ser más maduros.A mí hay auténticos truños que me encantan;por ejemplo,soy fan de las pelis de chinos.Con eso lo digo todo.Y luego hay infinidad de obras maestras que no vería ni aunque amenazasen con despellejarme vivo,y alguna que he visto (tremendo error) plagada de premios...uffff.Si esta peli es un truño,pero te gusta,no quiere decir que una crítica mala sea equivocada.Simplemente admite que te gusta y punto (ésto dirigido a los que infantilmente se sienten ofendidos por una simple crítica),que no tiene nada de malo.Sobretodo ese que se ha indignado diciendo que quién eres tú para criticar una película,que qué derecho tienes.Jajajajajajaja,lo que hay que ver...Pues un espectador,mendrugo,con todo el derecho del mundo.
    Por cierto,hace poco vi una que se llama "the blue yonder".Joder,tremendo truñaco.Ni te molestes porque con esa se han pasao.Un saludo!

    ResponderEliminar
  18. la pelicula esta muy bien siempre y cuando la veas con tu parte infantil que espero que la tengas escondida en alguna parte de tu cabeza y la saques para ver estas peliculas de entretenimiento sobre todo para personas como yo que no necesitamos saber como el alcon milenario de la guerra de las galaxias alcansaba la velocidad de la luz, lo hace y eso me deja alucinado en fin que estas peliculas que nuestros hijos no ven por que la violencia no es demasiada y no hay gente pegando tiros a todas partes y sangre y mas violencia me gusto y lo siento por esta critica de persona demasido mayor para ella sea tan mala la verdad es que lo siento por cierto tengo ya mis 43 añitos pero cuando veo una pelicula entretenida me convierto en aquel niño que fuy y eso no se paga con dinero no señor eso no chao y que les vaya bonito

    ResponderEliminar
  19. Ya tenía decidido no contestar a más comentarios de este post (por lo que amigo Domingo, tú que tan bien te expresas, date por contestado con mis comentarios anteriores) pero al anónimo del 14 de junio sí le quiero agradecer su presencia aquí y que sea capaz de entender el tono del post (¿es tan difícil, fundamentalistas de la red?)más allá de discrepancias naturales que se pudieran presentar. Como bien dices, a todos nosotros nos gusta especialmente por alguna causa perversa algún bodrio inconfesable, pero eso no no impide que nos lo eche en cara algún amigo y nos echemos unas risas defendiéndolo...joder, es que si la gente se encabrita con esto no quiero ni imaginar cómo saldrán a la calle a revindicar sus derechos y pelear por ellos.... la revolución se acerca... (conectando modo irónico)...

    Un saludo y bienvenido

    ResponderEliminar
  20. Jajaja. lo que me he reido con tu comentario... es muy bueno!!!

    Lo de la imagen final del robot cuidando las plantas, es por que tenian pensado hacer la segunda parte de tres horas de metraje, viendo como se desarrollaba una berza en un macetero....

    Pero creo que el productor mando ejecutar al guionista y ahi se quedo todo....

    JAJAJAJA Felicidades por tu blog!!!

    ResponderEliminar
  21. Jajaja. lo que me he reido con tu comentario... es muy bueno!!!

    Lo de la imagen final del robot cuidando las plantas, es por que tenian pensado hacer la segunda parte de tres horas de metraje, viendo como se desarrollaba una berza en un macetero....

    Pero creo que el productor mando ejecutar al guionista y ahi se quedo todo....

    JAJAJAJA Felicidades por tu blog!!!

    ResponderEliminar
  22. Tremenda decepción de película... no tengo mucho más que añadir a lo dicho. Mira que he visto películas de Ciencia Ficción; muchas normales, algunas muy buenas y otras más o menos malas, pero esto no sé dónde meterlo; me he llegado a quedar dormido...
    A la intención y a la sinopsis les pongo un 9; a los robots un 6; a la interpretación un 4; al guión un 1, a la dirección un -2 y a quién escogió la música un -10.
    Por cierto, que en otro comentario se hablaba de The Wild Blue Yonder de Herzog como otra película infumable; bien, es cierto que no es muy movidita que digamos, pero creo que tiene un caracter un poco más experimental en lo que se refiere a la narración y a la propia historia (entre Sci-Fi y documental de la BBC) así como una factura técnica impecable; al menos se disfruta viendo unas buenas imágenes.
    En fin, enhorabuena por el blog, que acabo de descubrir y que poco a poco iré recorriendo.

    ResponderEliminar
  23. Gracias a ambos por vuestras felicitaciones. Me apunto lo de Herzog que, aunque pude resultar un tanto pesado a veces siempre resulta interesante.

    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Naves Silenciosas es tan buena o tan mala como Soilent Green o la mismisima El Planeta de los Simios en cuanto a lo que dices de las nulas explicaciones que se dan acerca de lo que sucede. Seguro que no pones pegas a que los monos evolucionen de golpe o a que a un fotografo le pique una araña radioactiva. Claro, esos argumentos son mucho mejores.
    Otra cosa es que tenga más o menos acción, que no por correr y explotar se es mejor. Ahora que digo explotar, es una de las únicas dos pelis que conozco en que el espacio es silencioso cuando explota algo. Evidentemente la otra es 2001... Las demás se pasan por el forro el pequeño detalle de la ausencia de oxigeno... Esa simple y enorme cualidad que por sí sola pone a Naves Silenciosas en lo alto del cine de Ciencia Ficción, hubiera estado bien que la mencionaras, por poner un ejemplo.
    Yo también soy vehemente en mis opiniones, pero tranqui, eso se va pasando con la edad.
    Yo también vi esa peli en aquel estupendo programa juvenil matinal, Pista Libre, donde ponían buenas pelis y luego hacían tertulia. La busqué durante años y cuando la volví a ver es cierto que se ve algo antigua, como tantas otras, como ví antigua La Naranja Mecánica tan sólo diez años después de su estreno... no es tan grave, responden a su época.
    Y aún así me gusta. Y la veo una película bella. Candorosa, utópica, inocente, hippie, hermosa.
    Y me la pongo de vez en cuando para no olvidarme de lo que es importante.
    De momento con tu crítica demuestras tener la sensibilidad de un cubo, pero tranqui que eso se pasa.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  25. Se me olvidaba mencionar tu principal -y único- argumento (tanto que hablas de dar argumentos...)científico para desmontar la historia: que hay que ser tarugo y zoquete para no saber que las plantas sin luz se mueren. Vamos a ver: sí que hay que ser un auténtico zote para pensar que el Sol es la única estrella del universo. El Sol es la única estrella de NUESTRO SISTEMA SOLAR. Ni siquiera lo es de nuestra galaxia.Y en el universo hay millones de galaxias.Repasa un poco.Eso es de EGB... Y ya de paso, mira en el diccionario la palabra "fábula". De nada. Un saludo

    ResponderEliminar
  26. "...sí que hay que ser un auténtico zote para pensar que el Sol es la única estrella del universo. El Sol es la única estrella de NUESTRO SISTEMA SOLAR. Ni siquiera lo es de nuestra galaxia.Y en el universo hay millones de galaxias"

    ¡¡Ni siquiera es la única estrella de nuestro sistema solar!! Nunca lo hubiera sospechado... joé, gracias Nacho, con tu información se completa la formación de mis años (que sin ella hubieran sido perdidos) dedicados a la astrofísica.

    Mira, lo cierto es que en otras ocasiones me he parado a desmontar con humor las tonterías que gente como tú me ha escrito. La verdad es que en este caso ni tú ni lo que dices merece el esfuerzo.

    Sé feliz con tus fábulas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  27. hago el comentario un poco tarde,porque la vi hoy.
    Me parece genial como el director consigue que sintamos lastima de uan maquina como si de un ser vivo se tratara.
    la pelicula no esta mal es corta y esta un poco desfasada del cine actula

    ResponderEliminar
  28. De cine no entiedo tanto como vosotros...
    Pero, para mi, esta pelicula tiene muchos valores escondidos.
    Unos valores q todos tendriamos q descubrir...
    KIK

    ResponderEliminar
  29. No entiendo estos ataquews personales, que uno considere buena o mala la pelicula no es motivo para insultar. A mi no me ha gustado. Pndré un ejemplo, el GRan Azul, es una pelicula que probablemente guste a pocas personas, a mi me fascinó, a veces unos pocos detalles convierten en buena a una pelicula discutible.

    ResponderEliminar